Geocaching Club (-15 años)

  • Los tesoros encontrados:

12/10/2011: El Fortín Castilla y León, España
12/10/2011: Aprisco Castilla y León, España
12/10/2011: Cerro del Puerco Castilla y León, España
14/01/2012: Chorro Grande Castilla y León, España
10/11/2012: Puente Blanco Castilla y León, España
10/11/2012: Entre Palillos Castilla y León, España
10/11/2012: El Bosque de Valsaín Castilla y León, España

  • ¿Qué es Geocaching?:

Geocaching es un entretenido juego de aventura para los usuarios de GPS. Participar en una búsqueda de tesoros es una buena manera de conocer y aprovecharse de las múltiples posibilidades que ofrece un terminal GPS. La idea básica es que individuos y organizaciones esconden los tesoros por todo el mundo y se comparten las localizaciones (coordenadas) de estos escondites en Internet, permitiendo que otros compañeros Geocachers se lancen a la búsqueda de tu tesoro . Una vez encontrado un escondite, éste puede sorprenderte con gran variedad de recompensas. Todo lo que se le pide al visitante es que, si ellos cogen algo del Tesoro, dejen algo a cambio en el mismo.

  • Guía para encontrar un tesoro:

Paso 1 – Hacer una investigación sobre el cache.
Ten presente que las distancias pueden ser engañosas. Cuando uses tu receptor GPS para encontrar un cache, el GPS sólo sabe la distancia hasta el lugar en línea recta. Podrías estar a una kilómetro del cache, pero puede que haya un río que cruzar, una subida a un alto que involucre 3 kilómetros de caminos en zigzag, o una montaña que escalar. Hazte a la idea.

Compra un mapa de la zona para esos caches que estén fuera de caminos, o muy lejos para llegar en coche hasta ellos. Los mapas topográficos (que muestran detalles como colinas) son los mejores, de esta forma podrás tener una perspectiva correcta del terreno que estarás cruzando y también sabrás que coche sacar del garaje, si el Rolls o el Jeep 😉 Para Geocaches en coche (a los que puedes llegar en coche y andar un tramo corto). Usa los mapas que te ofrece la página del cache en Geocaching.com para que cojas las direcciones que necesites y poder llegar hasta la un lugar concreto. Asegúrate de usar el zoom para ver mejor la localización y también poder ver si hay una carretera cercana al tesoro. ¡

Si tienes una idea clara de la zona, puedes navegar vía GPS. Esto es mejor cuando la zona es pequeña. También es lo más complicado y no es recomendable para la búsqueda de tu primer tesoro.

Es altamente probable que necesites hacer estas dos cosas para preparar y alcanzar un cache, pero nuestra experiencia nos ha demostrado que hay diferentes combinaciones para cada tesoro. Yo siempre empezaría con una de las páginas de mapas virtuales online para tener una clara idea de la zona, y así poder decidir si es necesario comprar un mapa o es suficiente con el material que ya tenemos. Ya que esta es tu primera vez, está bien que mires las notas sobre en la página del cache, mires la foto del cache, o incluso que leas las experiencias de otros geocachers para encontrar el tesoro. Algunos caches pueden ser visibles desde 10 metros de distancia, pero otros en áreas mas concurridas pueden estar enterrados o bajo rocas (en una ocasión en un búnker de la Segunda Guerra Mundial). Acercarse a menos de un kilómetro o dos del lugar no suele ser muy difícil, es el último kilómetro el que te traerá mas complicaciones.

Paso 2 – Preparación
La preparación es muy importante en cualquier tipo de actividad de aire libre, pero nunca es suficiente el énfasis en expresar la importancia de la preparación y la seguridad. Ten en cuenta estos consejos a la hora de buscar caches:

¡Vete con un amigo! Nunca vayas a bosques o lugares remotos sin un compañero, especialmente para Geocaching. No queremos que te concentres en tu GPS y te caigas por un barranco. Geocaching es muy divertido, por eso queremos que planees acampadas por el mundo con tus amigos o familiares. Casi todos los caches están fuera de pistas (caminos) por lo tanto asegúrate de lo que te rodea. Si estas muy concentrado en tu GPS, mira de vez en cuando a ver si hay agujeros, osos, etc. Lleva y bebe mucha agua y no bebas directamente de los arroyos. Si puedes lleva un filtrador de agua. Estos se pueden comprar en cualquier tienda de camping o deportes de aire libre.
Deja saber a alguien cuando te vas y a qué hora pretendes regresar.

Paso 3 – La Búsqueda
Ahora estas preparado para la búsqueda.

Será bastante simple encontrarte a un kilómetro de distancia del escondite del cache (si no está muy alejado de un camino). Si has hecho la investigación, sigue el mapa más que el dispositivo GPS (aunque nosotros usamos el nuestro todo el rato). Es inevitable que pierdas cobertura debido a ramas de árboles, montañas, etc. Es muy útil tener una brújula siempre a mano si tu GPS no la tiene incorporada. ¡¡Cuando dejes tu coche aparcado, marca la localización con un punto de referencia (waypoint) !! Parece estúpido, pero una vez te adentres en la aventura de la búsqueda del tesoro, es muy fácil el desorientarse. ¡¡¡Hemos aprendido esto de nuestra experiencia!!! Cuando ya estés cerca del Geocache (a una distancia de 100 metros, un campo de fútbol), asegúrate de comprobar la señal de tu GPS. Algunas veces la señal puede tener un error de entre 10 y 70 metros. No te concentres demasiado en la flecha ni en la distancia que marca si no en irte acercando al tesoro. Para los últimos 10 metros usa una brújula, o anda en la dirección del tesoro. En algunos casos hemos tenido buena suerte a la hora de rodear el lugar con la unidad GPS para conseguir un buen área que rastrear.
Los últimos 10-30 metros son los más difíciles. Ayuda el pensar como la persona que lo haya escondido. Si hay marcas o huellas conviene el investigarlas. Busca montones de rocas. Algunos tesoros, especialmente los escondidos en zonas muy concurridas, pueden estar escondidos muy ingeniosamente, por lo tanto, puede ser de gran ayuda saber qué clase de recipiente han usado al esconderlo.

Paso 4 – El Hallazgo
YUHUUU!!!!! Eureca!!!!! Has encontrado el tesoro!!!! Enhorabuena! ¿Y ahora qué?

Normalmente deberías coger un objeto y dejar otro. A continuación escribir tu nombre y experiencias en el libro de registro. Hay gente que simplemente prefiere escribir su nombre y no coger nada. Es un mérito suficiente encontrar el tesoro de por sí. Asegúrate de cerrar bien el cache y de ponerlo de nuevo donde estaba. Si tenía rocas u otro objeto camuflándolo, por favor, reponlos. Está bastante claro.
¿Te acuerdas que te recomendamos apuntar el punto de referencia donde aparcaste tu vehículo? Úsalo ahora para volver. Te alegrarás de haberlo hecho.
Cuando vuelvas a casa, haz el registro de que has encontrado el cache en su página correspondiente. Los Geocachers siempre se alegran de saber la condición en la que se encuentra su cache, y también es bueno el saber que hay gente que se interesa por buscarlo.